Gourmet nos invita al viaje de los sentidos a través de sus productos

Gourmet, empresa de productos cárnicos que comercializa las marcas “Picken” y “La Cuina”, organizó el martes 27 de mayo de 2014 una divertida presentación de sus nuevos productos en lo que emulaba ser el viaje de los alimentos de la huerta a la mesa, pasando por el laboratorio. De la mano de “La cuina furtiva” -grupo de catering que relaciona la gastronomía con la cultura y el ocio- los asistentes pudieron descubrir (en forma de juego y cata de patés) el proceso de los alimentos. El entorno en el que se desarrolló el original encuentro es una alquería valenciana instalada en la huerta y al evento asistieron más de 30 periodistas de medios especializados guiados por el director general de la empresa Jaime Álvarez. En un primer ambiente, en el de la terraza cercana a l’horta, pudieron descubrir las propiedades organolépticas de sus patés vegetales y fiambres: montadito de aceituna con flor de brócoli, chupito de champiñón, montadito de hummus y lentejas, berenjena con hummus, calabacín con pollo, brocheta de cabeza de jabalí con manzana y ciruela y brocheta de cherry con uva y pollo al horno. En el segundo ambiente se celebró una divertida cata de patés entre los que se encontraban el de centollo, pimienta, setas del bosque, pato, champagne … los periodistas tuvieron que puntuar sus propiedades de aroma, sabor, olor, etc y descubrir su origen. Ya en la mesa, los comensales degustaron unos canelones de pescado, manzana y crema de queso azul con espinacas. De postre, las frutas de la huerta y gelatina de mistela y de carajillo.

Gourmet según The Spanish Food
Gourmet según The Spanish Food

La idea de La cuina furtiva fue acompañar al alimento desde su confortable posición en la tierra hasta la mesa del comedor de una familia, a través de pequeñas escenografías cotidianas. Un viaje en grupo, guiado por tres anfitriones de Gourmet que conocen bien el camino, que saben explicarlo y permitieron que el viajero disfrutara con el proceso. Fue un traslado físico y conceptual. Y por último, el comedor de casa. Fue una mesa tradicional. El plato principal se comió sentado, con vino de Vera de Estenas y en un ambiente doméstico y familiar. Fue el final del viaje.

Al final del itinerario los comensales pudimos recorrer en muy poco espacio físico una gran distancia conceptual. La idea de “acompañar al alimento” fue sencillamente genial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s