La sequía se ceba con la Hoya de Buñol

image22 de julio de 2014.- LA UNIÓ de Llauradors señala que la grave sequía que afecta al campo valenciano se ceba con más fuerza si cabe en la comarca de la Hoya de Buñol donde los diferentes cultivos podrían sufrir una merma de cosecha muy importante, superior en muchos casos a más del 50%.

La campaña citrícola ha sido realmente desastrosa con un descenso de producción muy grande y con la clareta haciendo estragos en la fruta por los efectos de la sequía. La futura campaña de la uva moscatel será ruinosa pues se espera un descenso muy grande superior a la mitad de la cosecha y la del caqui será algo mejor pero tendrá problema con los calibres. Las lluvias de hace tres semanas supusieron un alivio pero ya no solucionan los problemas de los cultivos y en algunos casos los daños también se notarán en la próxima campaña.

Los ayuntamientos de la zona plantean restricciones de uso de agua y las diferentes comunidades de regantes hacen esfuerzos denodados para salvar la situación porque se trata de poblaciones eminentemente agrícolas como son los casos de Chiva, Cheste o Godelleta. Los acuíferos y pozos actuales en esa zona están prácticamente secos.

Por ello en la localidad de Godelleta la Comunidad de Regantes y Usuarios San Pedro Apóstol ha invertido cinco millones de euros a través de un crédito, sin ningún tipo de ayudas oficiales, para abrir uno o varios pozos en la sierra de Perenchiza que dé suministro a las cerca de 1.900 hectáreas agrícolas que riegan allí. Desde hace tiempo, y más ahora en una época de más necesidad de riego, sólo pueden dar una dotación de 10 metros cúbicos por hanegada, “una cifra ridícula pero acorde a la realidad de la situación”, señalan fuentes de la comunidad de regantes.

Confían en que la próxima semana lleguen los primeros caudales ya en pruebas aunque “critican que se haya hecho con un gran sacrificio humano y económico porque las Administraciones invierten mucho dinero en otras cosas y abandonan sin embargo a la agricultura que da riqueza a nuestros pueblos”.

Desde la Comunidad de Regantes y Usuarios de Godelleta agradecen la colaboración y agilidad de la Confederación Hidrográfica del Júcar a la hora de conceder permisos y concesiones y echan en falta “mayor apoyo de nuestras instituciones para ayudar a poner en marcha iniciativas como la que han hecho, pues nosotros los agricultores ya no podemos poner más. Tenemos un pueblo de sólo 2.000 habitantes de los que muchos de ellos viven de la agricultura y quieren seguir viviendo de ella si les dejan”.

Por si fuera poco todo lo anterior el nuevo plan de la cuenca del Júcar no contempla la aportación de aguas superficiales a las localidades de Godelleta, Cheste y Chiva que como se observa sufren las consecuencias de la sequía y el agotamiento de los acuíferos. “Los agricultores del Vinalopó quieren una segunda toma para el trasvase y nosotros ya nos conformaríamos con tener la que les ofrecen de inicio”, indican con resignación y un punto de crítica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: