El sector se levanta en cólera contra Montoro

Estábamos a la espera de noticias y cuando han llegado se ha liado parda… las reducciones fiscales aprobadas por el Gobierno para la declaración de la renta de este año han despertado la ira de los productores valencianos. AVA pide la dimisión del Ministro de Hacienda y La Unió quiere declararlo persona non grata en la Comunidad Valenciana. La lucha de siempre… porque el sector se siente abandonado por el gobierno central. Lo que dice LA UNIÓ es que las reducciones fiscales aprobadas por el Gobierno olvidan cultivos y localidades y crean un claro agravio entre productore. Para el sindicato es inaudito e incongruente que aparte de los graves olvidos un agricultor de una población tenga una reducción fiscal y el del pueblo vecino no tenga o sea muy diferente a ésta. Lo que dice AVA es que se trata de una descomunal chapuza que de manera incomprensible deja fuera a importantes términos municipales e incluso a comarcas prácticamente enteras cuyos cultivos se vieron gravemente afectados durante 2016 por adversidades climáticas tan devastadoras como la sequía, la gota fría o diversos episodios de heladas, pedrisco y viento. Vuelven a atacar por separado (lo cual lamento porque dispersa el golpe) y vuelven a dar cifras complementarias.

NOTA DE PRENSA DE LA UNIO:

LA UNIÓ denuncia que “el Ministerio de Hacienda no ha tenido en cuenta las aportaciones del sector agrario valenciano y lo discrimina tal y como está haciendo con la financiación autonómica o el Corredor Mediterráneo, entre otras cuestiones. Se trata de un sector abocado fundamentalmente a la exportación y que aporta mucho al PIB estatal gracias a los envíos al exterior y sin embargo el Gobierno central no sólo no le compensa a pesar de estar sumido en una grave crisis de rentabilidad, sino que lo humilla con unas reducciones “insultantes mediante unlistado por orden alfabético de localidades como si fuera los premios de la lotería”.

La rebaja fiscal del Gobierno, aparte de tener olvidos muy importantes y graves, establece diferencias en los módulos entre agricultores de pueblos vecinos que tienen la misma orientación productiva y han sufrido pérdidas de ingresos por las mismas causas.

Pero estas reducciones generalizadas se vuelven a bajar en función del cultivo y localidad y es aquí donde el Ministerio establece una disparidad en la tributación y por tanto un agravio que provoca pérdida de competitividad entre agricultores de pueblos cercanos que cultivan el mismo producto.

El cultivo del caqui se reduce en pueblos muy concretos de las Riberas como Alcàntera, Antella, Càrcer Cotes, Sellent, Llombai, Montroi, Real, Toris, Favara i Llaurí; pero se quedan fuera las localidades más importantes de cultivo de la Ribera como l’Alcúdia, Carlet, Alberic, Alginet, Alzira, Benifaió, Guadassuar o casi todas las de la Vall d’Albaida y la Costera.

El cultivo de la alcachofa, que tiene una Denominación de Origen en Benicarló, no tiene allí ningún tipo de reducción y sí por el contrario en la cercana Torreblanca, circunstancia extraña puesto que la producción principal y referente se sitúa en la población benicarlanda.

En el cultivo de los cítricos hay gran disparidad entre unas zonas y otras que van desde los 0,05 a los 0,18. Nules y Borriana, poblaciones vecinas tienen 0,13 y 0,18, respectivamente; como Vinaròs tiene 0,09 y Càlig 0,18.

Se quedan fuera la mayor parte de localidades de la Safor, poblaciones de la Ribera Baixa como Cullera, Albalat de la Ribera, Benicull i Fortaleny, en la de l’Horta Sud Picassent o Silla, en l’Horta Nord El Puig, Puçol o Meliana, Bétera en el Camp de Túria, todas las de la Marina Alta y Baixa donde hay cultivo y algunas del Palancia como Castellnovo, Soneja o Sot de Ferrer. Lo más fácil y efectivo en el cultivo principal del campo valenciano era haber reducido el módulo fiscal en todas las localidades productoras de la Comunitat Valenciana.

El cultivo del arroz sigue, un año más, fuera de las reducciones fiscales del Gobierno cuando tiene problemas fitosanitarios y de mercado.

NOTA DE PRENSA DE AVA:

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia “La discriminación de la Comunitat Valenciana, y en este caso concreto de su agricultura, por parte del Gobierno de Rajoy constituye un insulto intolerable, máxime cuando la publicación de la orden que recoge la disminución de módulos agrarios se produce un día después de que el Ejecutivo anunciase un acuerdo con el País Vasco en virtud del cual esa comunidad autónoma va a verse favorecida por miles de millones de euros”, lamentó el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

Sin embargo, esta organización agraria manifiesta también que la Generalitat ha contribuido de forma decisiva a ejecutar este desatino para el campo valenciano a través del pésimo y muy cuestionable trabajo que llevó a cabo la conselleria de Agricultura a la hora de elaborar el informe anual sobre las repercusiones negativas del clima en el sector agropecuario, un informe fundamental que luego se remite a Madrid para el que Ministerio de Hacienda elabore la lista de cultivos y municipios que posteriormente se beneficiarán de la rebaja fiscal.

“Queremos que se haga público ese informe de la conselleria para saber exactamente qué ha pasado –reclama Cristóbal Aguado– y,  desde luego, que se depuren también cuantas responsabilidades sean necesarias por la inestimable colaboración del departamento agrario de la Generalitat a esta situación que va a suponer un perjuicio económico muy considerable para miles de agricultores valencianos”.

Con todo y con eso, el presidente de AVA-ASAJA afirma al mismo tiempo que “esta mejora tributaria era absolutamente necesaria y tendrá efectos positivos para aquellos agricultores y ganaderos incluidos en la misma, pero muchos otros se han quedado fuera y consideramos que es una verdadera lástima porque era una oportunidad para dejar de marginar a la agricultura valenciana”.

Por citar sólo algunos de los términos municipales de gran peso agrícola que se han visto marginados de la rebaja de módulos aplicada a determinados cultivos cabe destacar, entre muchos otros, Alberic, Algemesí, Alginet, Alzira, Benifaió, Campo Robles, Carlet, El Puig, Gandia, L´Alcudia, Picassent, Requena, Sollana, Tavernes de la Valldigna, Utiel, Xàtiva, Xeraco o Xeresa.

En este sentido, es preciso señalar que en esta misma orden del Ministerio de Hacienda se aplica la mejora tributaria decidida para un cultivo a una determinada autonomía o una comarca en su conjunto, mientras que para la Comunitat Valenciana no se ha seguido ese mismo criterio, sino que se ha optado por establecer un listado de municipios que ha resultado errónea, caótica y discriminatoria. Así las cosas, AVA-ASAJA exige una rectificación inmediata y que se publique una orden con carácter de urgencia en la que se incluyan todos los términos municipales y localidades valencianos que se han visto excluidos.

 “Los agricultores valencianos –sostiene Cristóbal Aguado– tenemos motivos sobrados para sentirnos irritados y profundamente decepcionados porque esta rebaja no refleja en absoluto la dura realidad de un sector que el año pasado perdió, sólo a causa de incidentes climáticos, más de 600 millones. Visto lo visto, da la impresión de que los políticos usan los fondos públicos en beneficio de su propia conveniencia e interés en lugar de hacerlo en función de las necesidades reales de la sociedad”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s