Firme apuesta por el Biocontrol en los arrozales del Parque Natural de la Albufera de Valencia

El día mundial del Medio Ambiente es un día perfecto para la reflexión, y hoy es el día adecuado. Esta jornada se celebra desde 1974 el 5 de junio porque en ese fecha se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo de 1972, cuyo tema central fue el Ambiente. Sólo dos días después la Asamblea General de la ONU aprobaba la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y a partir de ahí cada 5 de junio se conmemora ese día.

Este año el Día del Medio Ambiente te dedica al cuidado de la biodiversidad y desde El Forcat nos apetece contaros uno de los casos de mayor éxito en la actividad agraria para la protección de esta biodiversidad. Dónde? lógicamente en un trozo el paraíso en el que medio ambiente y actividad agraria conviven ala perfección, donde el espíritu forcatero se manifiesta en todas sus formas y donde yo misma me encuentro como en mi propia casa: los arrozales del Parque Natural de la Albufera de València.

Desde los años 90, poco después de que se reconociera como Parque Natural, en nuestro humedal se lleva investigando e implementando con eficacia un sistema de control de la plaga del barrenador del arroz respetuoso con el medio ambiente. Es la lucha biológica contra el temido “cucat”.

En qué consiste? Desde cuándo se aplica? En cuánta superficie se ha aplicado? Qué beneficios tiene?

Se trata de un método de control de la plaga a través de confusión sexual . Se empezó a desarrollar en 2006. Se aplica en una superficie de más de 15.000 hectáreas. Y permite reducir el uso anual de 58.000 litros de insecticidas. Por todo ello esta técnica no invasiva ha permitido la convivencia de un parque natural de alto valor ecológico como es La Albufera, con otro de los motores económicos que supone el cultivo del arroz en Valencia: el turismo.

Según la empresa que lo desarrolla, Suterra, el cambio al biocontrol desde los sistemas químicos convencionales ha permitido reducir
significativamente la polución y la exposición al uso de insecticidas del medio ambiente hasta un 97% comparado con el control convencional. Esto ha ayudado al crecimiento de la biodiversidad que se refleja en el aumento exponencial de las anidaciones de aves acuáticas y también ha permitido el cultivo de un arroz más resistente.

Este caso de éxito ha sido presentado como ejemplo en el congreso digital organizado el jueves 4 de junio de este 2020 por la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, de la mano de Alessandra Moccia, Directora de Registro de Suterra y Professional Group Chairman en la Asociación Internacional de Productores de Biocontrol (IBMA).

Suterra, empresa pionera en técnicas de biocontrol, junto al Servicio de Sanidad Vegetal de la Generalitat Valenciana son ejemplo claro de éxito de la colaboración público-privada para alcanzar soluciones duraderas y respetuosas con el medio ambiente. Soluciones que permiten que cultivos tradicionales como el arroz de la Albufera, mantengan su producción protegida de plagas tan destructivas como el barrenador o ‘cucat’ del arroz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: